Envían indicios de hechos punibles a la Fiscalía

10

La Contraloría General de la República (CGR) respondió el pedido de informe de la Fiscalía sobre la auditoría que realizaron en el caso de la pasarela “ñandutí” y adelantó sobre seis indicios de hechos punibles que deben ser profundizados en la investigación que inició el Ministerio Público. En este caso, el organismo de control anticipó a la fiscala adjunta María Soledad Machuca, encargada de la Unidad de Delitos Económicos, Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo, sobre las observaciones que serían de interés en la investigación de esta criticada obra, que está a cargo de la firma Engineering (Juan Andrés Campos Cervera), adjudicada por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), en diciembre de 2019. Entre ellas destaca la observación Nº 1, en la que resalta que el análisis realizado por el MOPC para la obtención del precio referencial no se ajusta a los criterios establecidos en la resolución Nº 411/18 de la DNCP, porque solamente señalaron que el precio salió de la Revista Costos y no adjuntaron documentos técnicos como establecen las reglas vigentes.
También destacó la observación CGR N° 2, en la que se resalta que del análisis para la estimación de costo realizado por la convocante debió considerar realizar una licitación con precalificación, tal como lo establece el artículo 1º del Decreto Nº 3719/15, por el cual se modifican los artículos 21 y 26 del decreto reglamentario Nº 21.909/03. Otro punto llamativo que resaltó la CGR a la fiscalía es la observación Nº 3, que destaca que en el pliego de bases y condiciones se han establecido requisitos que podrían ser cumplidos por un solo oferente, por lo que para la institución todo apunta a un direccionamiento. Asimismo, destacó la observación N° 5 en la que resalta que el pliego no establecía de manera expresa la posibilidad de modificación del proyecto conceptual establecido posterior a la adjudicación.
Por último, la CGR destacó la observación Nº 6, respecto a las modificaciones significativas realizadas en los convenios Nº 1 y Nº 2 de los ítems establecidos en el proyecto original, que encareció el costo de la pasarela. El paso de metal no pudo haber costado más de US$ 500.000, según expertos, pero el MOPC le pagará G. 14.521 millones (US$ 2,1 millones al cambio actual), luego de dos adendas que inflaron el precio de la obra en 13,5%. Se le consultó al contralor Camilo Benítez porqué recién ahora remitieron el informe a la Fiscalía, pese a las irregularidades que detectaron, y señaló que recomendaron la suspensión de pagos y recomendó deslindar responsabilidades al propio MOPC. Dijo que ellos siguen con una auditoría abierta a la institución, informe que estaría en julio y que cuando eso culmine remitirían un informe al Ministerio Público.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More