El “piki”, el “futbolacho” y las “farras”, antesalas de días de terror en hospitales

6

La Dra. Minerva González, especialista en medicina familiar, utilizó su cuenta de la red social Twitter para relatar detalladamente cómo fue su jornada de ayer, mientras prestaba servicio en el Hospital Materno Infantil Loma Pytá atendiendo a pacientes graves de COVID-19. El conmovedor relato se volvió viral mientras pedía que la ciudadanía deje de reunirse en eventos innecesarios como el piki vóley y el fútbol amateur, en donde se generan cientos de contagios de la enfermedad.
La falta de camas y de medicamentos, la gravedad de los pacientes, el maltrato hacia el personal de blanco por parte de familiares, las largas horas de trabajo que no les permiten ni siquiera alimentarse correctamente mientras están cubiertos con incómodos trajes de protección son algunas de las situaciones que menciona la doctora y por las cuales atraviesan los médicos de todo el país. Algunos ya perdieron la vida salvando las de los demás.
La impotencia de la profesional empieza con la cantidad de personas que ingresan durante su turno, en estado grave, con saturación alarmante, con fallas respiratorias y familiares que gritan faltándoles al respeto a ella y todo el personal de blanco. La doctora se indigna cuando el propio hijo de uno de los pacientes cuenta que su padre se contagió en un partido de piki vóley. “Uno se enfermó y cayeron la mayoría”, lamenta.

No tomo ni la mitad de la tasa, me grita mi licen otro entra saturando 78,viene el hijo me cuenta que se enfermaron todos jugando piki uno se fue enfermo y cayeron la mayoría, pienso que mierda son, medicación de rescate 02 a todo dar le hago test rápido obvio+— Minnie Gonzalez (@Minnieboom) April 22, 2021

En medio del todo el caos, la doctora no tuvo tiempo de almorzar, ni siquiera pudo tomar una taza de café, que se enfrió en su escritorio mientras los pacientes seguían sumándose en emergencias. A las 14:00, ya había atendido a 36 pacientes.
Como punto positivo del día, González menciona a los adultos mayores que da de alta. Todos vencieron al COVID-19.

Solo quiero que sea mi hora de salida, vienen mis abuelonchos todo terreno les doy de alta pos covid se me llenan los ojos de lágrimas ni yo creo! están súper curados,son las 17hs me habla mi hna le cuento que me duele la mano de escribir ya fueron 50 los pacientes que ví,— Minnie Gonzalez (@Minnieboom) April 22, 2021

Después de otra jornada de terror, llegó la hora de ir a casa. La doctora atendió a 64 pacientes, cuatro de ellos internados. Vuelve a descargar su indignación por el piki, el fútbol y las farras que suman enfermos en los hospitales.

19am 64 pacientes atendidos 4 internados me duele la cabeza me muero de hambre,me baño,tráfico infernal para llegar a casa me da rabia el piki,el fútbol,las farras quiero ser egoísta como ellos, que tampoco me importe nada, pero tengo una hija en casa no sé si hoy es el día— Minnie Gonzalez (@Minnieboom) April 22, 2021

Y es que estos profesionales, estas personas, también tienen una vida, familias que los esperan en sus hogares, seres queridos a quienes no pueden abrazar sin temor a contagiar el virus que pueden llevar desde sus lugares de trabajo.

Que me llegue a contagiar,llego a casa lloro me vuelvo a bañar me tiró alcohol le quiero abrazar a mi hija me muero de miedo le miro a mis papás me muero por abrazarles y tengo miedo ,se que tuve un día de mierda estoy feliz porque llegue a mi casa pero triste por todo lo que— Minnie Gonzalez (@Minnieboom) April 22, 2021

La doctora lamenta el maltrato por parte de familiares que reclaman la falta de medicamentos y de camas. Lamenta el egoísmo de tantas personas que siguen incumpliendo las medidas sanitarias mientras otras miles luchan por sus vidas, lloran a sus muertos y médicos que intentan salvar a ancianos y jóvenes.

Pasamos hoy, pienso que mi sueldo de 4 millones no justifica tu egoísmo ni tu maltrato, ni tu griterío, ni la puteada porque no tenemos todos los medicamentos para internarle a tu papá,no es mi culpa! Trabajamos con lo que tenemos ya no damos abasto! No te vayas al piki ni al— Minnie Gonzalez (@Minnieboom) April 22, 2021

Minerva ya está en su casa. La esperan sus padres y su hija. Un dibujo de su pequeña es su medicamento para el alma. Otro día de terror le dio un cuarto intermedio. Hasta el día siguiente, cuando, al igual que sus colegas, deberá volver a enfrentar horas de terror evitando que más vidas se pierdan. Mientras tanto, otros miles seguirán programando encuentros clandestinos o a la vista de todos, como una burla ante las horas de terror que, al mismo tiempo, otros padecen.

Fútbol,no se van a morir si se dejan de juntar! Veo mi mesa,mi hijita me hizo un dibujo..somos nosotras con el perro y el gato me dice que quiere salir a jugar me duele hasta el cabello jugamos a las escondidas igual, estoy cansada le acuesto le miro lloro otra vez pic.twitter.com/RtCCbusVZ4— Minnie Gonzalez (@Minnieboom) April 22, 2021

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More