El MOPC aún “no sabe” cuánto debe recuperar del anticipo del metrobús

13

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) inició la rescisión del contrato del tramo céntrico del fallido metrobús (tramo 1 de Asunción), pero la institución todavía “no sabe” cuánto debe recuperar del anticipo de US$ 3 millones que desembolsó en su momento al Consorcio integrado por la paraguaya DC Ingeniería SA y la uruguaya Stiler SA (Luis Alberto Duarte).
A esta empresa le pagaron este monto pese a que las obras nunca empezaron en el trayecto del centro de Asunción. Fue adjudicado en febrero de 2018 por un valor de G. 134.579 millones (US$ 21,7 millones a la cotización actual) y antes de que el ministro Ramón Jiménez Gaona deje el cargo, a mediados del 2018, autorizó el pago de G. 18.205 millones al grupo (US$ 2,94 millones) en concepto de adelanto (13,5% del monto del contrato), de acuerdo con los registros de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP).
Desde la Dirección de Comunicaciones de la institución informaron que tras el anuncio de la rescisión, en este momento “se tienen que verificar los gastos a los que incurrió la empresa, los trabajos que realizó, que son principalmente estudios y proyectos, y después devolver el resto del anticipo que no se utilizó”. Pero llamativamente, todavía no saben el monto que utilizó la empresa, cuando generalmente los avances y pagos de una obra se certifican en el ministerio.
Respecto a qué pasa si la empresa no devuelve el saldo del adelanto, informaron que se tiene vigente una garantía en el banco GNB, por el monto total desembolsado al consorcio. Si bien esta caución correspondía al banco BBVA (por G. 134.579 millones), esta entidad fue absorbida por GNB, por lo esta entidad debe devolver el anticipo, de acuerdo con las explicaciones.
“Primero se pide la devolución del anticipo a la empresa y si la empresa no devuelve, se ejecuta la garantía. Ese ya es un tema más jurídico, así como fue en el caso de Mota Engil, empresa a la que se solicitó la devolución del anticipo (por los tramos 2 y 3) y como no devolvieron se ejecutó la garantía (del Banco Itaú)”, expresaron desde la cartera.
Resaltan que ahora se inicia el proceso de cierre con DC-Stiler y se deben determinar los “gastos” en los que incurrió la empresa.
El proyecto “Sitibús”
El MOPC, ya con Arnoldo Wiens al frente de la cartera, estaba retrasando la rescisión de este contrato del tramo 1 del metrobús porque pretendía que este consorcio ejecute las obras del Sistema Integrado de Transporte Interurbano (Sitibús), en reemplazo del fracasado proyecto, pero finalmente tuvieron que cancelarle su contrato. Esto porque el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), financista, ya no aprobó la prórroga que solicitó Hacienda para que el MOPC pueda seguir utilizando el préstamo del metrobús, que ya venció en diciembre de 2020.
Los conflictivos tramos de Mota
Mota Engil estuvo a cargo de los tramos 2 y 3 (ruta Mariscal Estigarribia y Avda. Eusebio Ayala) de la fallida obra, pero sólo avanzó 30% aproximadamente. Le pagaron unos US$ 30 millones y en octubre de 2018, la empresa abandonó las obras y luego demandó al Estado en un arbitraje internacional, que sigue su curso, donde pretende cobrar otros US$ 25 millones. En este caso, el MOPC reclamó dos garantías por US$ 12 millones, pero recuperó solo US$ 6 millones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More