Justicia deja un mal precedente

3

En tres años el clan esteño se tragó G. 3.700 millones de las arcas municipales, para propaganda política, pagar a periodistas y posicionar así la imagen del senador Zacarías Irún y su hermano el diputado Justo Zacarías Irún. Los demás implicados en este daño patrimonial son David Espínola Osorio quien era director de Administración y Finanzas de la Comuna, Juan Domingo Sanabria Notario entonces jefe de prensa y Carlos Bordón Bottino dueño de “Frontera Producciones”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More