Pacientes reciben oxígeno y aguardan que se liberen camas en Ineram

71

Tras el rechazo ayer por parte de diputados colorados que se negaron al uso de gastos sociales de Itaipú y Yacyretá, que se pretendía utilizar para insumos médicos y materiales de bioseguridad, los familiares de pacientes de COVID hicieron saber su indignación. Con 35 votos en contra de los colorados y 11 ausencias de liberales y del PEN, dejaron de nuevo un sabor amargo en esa jornada.
Al mismo tiempo se dio el anuncio del Gobierno del subsidio a los familiares, pero que también genera una burocracia, trámites para buscar el medicamento en la farmacia, ver cuánto podría costar, llevar el presupuesto y, finalmente, después obtener la aprobación de Diben para recibir el medicamento que necesita el paciente. Hablamos de 30 medicamentos que están en una lista de los más necesarios de 10 hospitales que van a acceder a este subsidio.
Colorados rechazan uso de dinero de entes para compra de medicamentos
Mientras, los familiares todoterreno que aguardan fuera de las terapias son un ejemplo de tenacidad, “porque nadie querría estar allí”. Esposas, hijas, hijos y esposos montan guardia y tratan de llevar lo que pueden; la consigna es conseguir medicamentos de donde sea.
Los afectados por el COVID permanecen con balones de oxígeno en los pasillos, mientras aguardan una cama en UTI. Un joven comentaba que llegaron con su padre y que tiene la fortuna de verlo desde el portón. Evidentemente, no es la forma en que uno quiere ver a su familiar, por lo que esperan que se libere una de las camas con un paciente recuperado o fallecido para que pueda acceder el siguiente.

Delia Benítez, de Isla Bogado, Luque, es una de las señoras que acompañan a su marido, internado desde hace nueve días. Cuando le preguntamos qué opina del rechazo en Diputados a la utilización de fondos de Itaipú y Yacyretá para compra de medicamentos, nos dijo: “¿Y qué vamos a hacer? Necesitamos tanto, mi marido tiene que entrar en terapia intensiva y ahora no hay. Estamos esperando, hace nueve días que estamos acá. La noticia del Pytyvo sería buenísimo, no sé todavía cómo será, pero sería un alivio, por lo menos eso”.
Pytyvo medicamentos no incluye Remdesivir, obligando a recurrir a Diben
Delia a veces está sola y a veces le acompaña su hijo, “pero tiene su familia, tiene que trabajar, y mi nena de 12 años queda en casa”, dijo.
“A veces hay montón de gente, no hay camas, estamos desesperados, mi marido tiene respirador, pero ayer me comentaron que tiene que entrar en terapia. Los primeros días, él se negó, se negó unas cuantas veces porque tenía miedo, los médicos le dijeron y él se negó. Pero ayer nos comunicaron que necesita terapia, ya no está aguantando más, necesitamos terapia para él”, admitió.
Su esposo está actualmente internado. “Recorrimos por todos lados y por suerte entramos el martes, hace nueve días. En cuanto a medicamentos, ahora poco lo que estoy comprando; si hay en donación llevo de ahí, y si no hay compro de la farmacia”, manifestó.
La gente solidaria lleva comida a estos familiares. “De eso no nos quejamos, gracias a Dios. La solidaridad continúa, debe seguir porque hay muchísimas personas que necesitan, no todos tenemos, y procuramos. Gracias a Dios, no nos falta comida, aunque cuando uno está así desastre no puede comer”.
“Aguantamos. Quién va a querer venir a estar acá. Aguantamos, gracias a Dios, todos estamos desesperados. Pero ojalá que salgamos todos. Sale un muerto y lloramos todos”, finalizó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More