Cae un paraguayo e identifican a un chileno por el ataque a dos cajeros

13

Según el departamento de Investigaciones de Central, el chileno Daniel Arturo Reyes Aranda, de 29 años, conocido en su país como Sisito, fue el líder del grupo que en la madrugada del 16 de marzo pasado hizo volar los cajeros automáticos del Banco Nacional de Fomento (BNF), del que robaron unos G. 600 millones, y del Banco Atlas, del que sacaron aproximadamente G. 400 millones.
Las máquinas funcionaban en el supermercado Real de la ruta Acceso Sur de Fernando de la Mora.
El chileno apodado Sisito fue identificado a partir de la captura del paraguayo Carlos César Sena Pereira, de 25 años, quien cayó el Jueves Santo en el aeropuerto Silvio Pettirossi de Luque, se disponía a viajar justamente a Santiago de Chile, supuestamente para cobrar su parte del botín.
Sisito, otros dos chilenos y dos brasileños, ingresaron a Paraguay por Ciudad del Este y después salieron de nuestro país por Pedro Juan Caballero, cinco días después del millonario golpe, según el responsable de la pesquisa, comisario principal Marcelino Espinoza.
Carlos César Sena Pereira habría participado directamente en el asalto con los extranjeros y también alquiló para ellos al menos dos casas en las que se refugiaron los criminales internacionales, según Espinoza.
Por otro lado, el coche usado para rescatar a los asaltantes, un Mercedes Benz E300 negro, con chapa BGG 866, ya fue incautado por la Policía del poder de su propietaria, Rosa Ramona Alcaraz Duarte, de 37 años, quien coincidentemente es la misma que ayudó a alquilar una de las casas donde se refugiaron los criminales.
La mujer se encuentra libre nuevamente, mientras el fiscal Rolando Rivas analiza si la utiliza como testigo o la procesa como cómplice de la banda.
Los dos cajeros automáticos fueron volados con una técnica conocida como oxicorte, que nunca antes se usó en Paraguay, pero sí en países como Chile, Brasil y Uruguay.
Esta modalidad consiste en hacer un orificio en el cajero con un soplete alimentado con gas y oxígeno, luego se carga el gas dentro de la máquina con una manguera y se hace estallar con una chispa iniciada con un cable conectado a una batería.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More