Enorme fisura en la pared frontal de templo jesuítico

12

SAN JOAQUÍN, departamento de Caaguazú (Víctor Daniel Barrera Burgos, de nuestra redacción regional). El antiguo templo de San Joaquín tiene 274 años. Presenta serías fallas estructurales y requiere, desde hace años se viene clamando, que se realice una urgente restauración para salvar el patrimonio histórico de la comunidad.
La iglesia fue construida hacia el año 1747 con materiales propios de la época. Las paredes fueron hechas de adobe de casi un metro grosor, el techo fue construido con enormes y fuertes maderas extraídas de la selva existente en aquel entonces en la zona y fueron cerradas con gruesas tejas fabricadas de barro con utilización de técnicas y herramientas de ese tiempo.
En el interior de la iglesia se encuentran 40 imágenes de santos que fueron talladas cuidadosamente en madera y pintadas con las pinturas disponibles hace casi tres siglos. Los objetos tienen valores históricos incalculables y podrían perderse considerando el peligro de derrumbe del templo.
Con el resquebrajamiento y desprendimiento de una parte de la pared frontal del templo la situación se torna más crítica y en la comunidad expresan temor de que en cualquier momento sufra un desplome.
Gustavo Bazán, integrante de la Comisión de Restauración del Templo Jesuítico, indicó que la infraestructura está sumamente debilitada. Mencionó que hace tres meses las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) se comprometieron nuevamente a hacer las gestiones para agilizar el llamado a licitación para la restauración del templo, pero que hasta el momento no hubo ninguna acción.
Indicó que hoy se estarían reuniendo para definir qué acciones tomar y no descartan una gran manifestación para exigir que se agilicen los trámites para la restauración.
Añadió que los objetos históricos serán llevados a otra dependencia de la parroquia para salvaguardar de un posible derrumbe de la iglesia jesuítica.
Intentamos comunicarnos ayer con el director Obras del MOPC, arquitecto José Kronawater, pero no respondió nuestras llamadas a pesar de los numerosos intentos de contactar con él.
Graves daños por lluvias
Durante una intensa lluvia registrada el 9 de mayo del año 2019 las aguas filtraron el deteriorado techo del templo de San Joaquín e hizo derretir parte de la estructura de adobe. Además, parte del altar de madera de la iglesia se cayó causando daños a reliquias de la época de la evangelización jesuítica. El problema empeoró por efecto de otras precipitaciones del 1 de febrero de este año, que generaron otro enorme boquete en la pared a unos cuatro metros del anterior que destruyó parte del antiguo retablo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More