En confusa estrategia, empresario de pinturas se presenta ante la Fiscalía

19

Diego Isaac Benítez Cañete, de 37 años de edad, usó los servicios de una agencia para mandar a invitar ayer de tarde a todos los medios de prensa posibles al momento de su presentación en la Fiscalía Antidrogas que funciona sobre la calle Perú de Asunción.
Efectivamente, el exdirigente deportivo se presentó en la unidad de la fiscala Elva Cáceres, acompañado de su abogado Hugo Volpe, quien justamente fue fiscal antidrogas y que también hacía oficina hasta hace poco en el mismo edificio.
Supuestamente, Benítez manejaba la información de que la fiscala Cáceres había emitido una orden de detención en su contra, por lo que dijo que se presentó para ponerse a disposición.
De este modo, el empresario quiso dar a entender su ánimo de colaborar con la investigación y aparentemente calculó que la presencia de los periodistas podría ayudarlo a instalar esa teoría.
Sin embargo, en la Fiscalía ya no estaba prácticamente nadie de la unidad de la fiscala Cáceres.
Luego de varios minutos, una funcionaria le comunicó al empresario y su abogado que no figuraba ninguna orden de detención en el sistema del Ministerio Público.
Extrañamente, Benítez y Volpe se presentaron ante la Fiscalía inmediatamente después de que presentaran una recusación contra Elva Cáceres.
Es decir, sabían perfectamente que esta ya no podría emitir ninguna orden contra ellos estando recusada.
En su escrito, la defensa de Diego Benítez dice tener motivos para sospechar que la fiscala Elva Cáceres no va a ser objetiva en su investigación.
Al salir del lugar, Diego Benítez habló por primera vez sobre el sonado caso.
Dijo que no lo había hecho antes porque justamente la Fiscalía se lo exigió.
Diego Benítez, dueño de la empresa Pinturas Tupã SA, surge como el principal sospechoso del envío de 16.174 kilos de cocaína, descubiertos dentro de 1.728 latas de 18 litros de pintura acrílica de la marca Fox Colors, producida justamente por la referida firma.
La megacarga de droga cayó el 12 de febrero pasado en el puerto de Hamburgo, Alemania, aunque este país informó el caso recién 12 días después, cuando a su vez se supo del hecho en nuestro país.
El barco con el citado producto salió de Paraguay el 13 de enero de este año.
En su descargo, Diego Benítez y su familia sostuvieron que sus latas de pintura fueron contaminadas en tránsito. Es decir, que la droga se cargó cuando el barco estaba camino a Europa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More