Sin camas: casi 100 pacientes graves de COVID esperan por un lugar en terapia intensiva

13

Los doctores Adriana Amarilla, directora de Promoción de la Salud; Leticia Pintos, directora de Servicios y Redes de Salud, y Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud, fueron los encargados este viernes de la conferencia de prensa semanal del Ministerio de Salud, que se enfocó hoy en detalles sobre las nuevas medidas sanitarias que empezarán a regir desde esta medianoche y por lo menos hasta el 4 de abril.
Desde el sábado se permitirá solo el “movimiento indispensable”
Sin embargo, el espacio sirvió también para informar sobre la situación del sistema sanitario. Pintos reportó que, a la fecha, son 92 los pacientes graves por COVID que están esperando una cama en terapia intensiva en alguno de los hospitales públicos. Explicó, sin embargo, que todos ellos están asistidos en Urgencias de los centros médicos, en donde están con un respirador.

abccolor · A La Gran 730 – Guillermo Sequera, Adriana Amarilla y Leticia Pintos 26 03 2021

Pintos añadió que la situación es dinámica, es decir, cambia constantemente. La única forma en que un paciente puede acceder a un lugar en UTI es evidente: cuando otro paciente se recupera, pasa a terapia intermedia o fallece.
Restricciones afectarán la recaudación del IVA
La médica reiteró que, con las unidades habilitadas ayer en el Hospital Nacional de Itauguá, son 679 las camas disponibles en terapia intensiva dentro del sistema público, uniendo las del MSP y las de IPS. Se prevé habilitar otras 36 en Central y ocho más en Alto Paraná.
En ese sentido, Pintos explicó por qué se habilitan camas en múltiplos de ocho, a la par de mencionar que la disponibilidad de los recursos humanos es limitada y es uno de los motivos por los cuales el sistema no puede crecer mucho más. La directora indicó que cada médico tiene a su cargo ocho pacientes en las unidades de UTI, cuando lo ideal es que atienda a un máximo de seis.
Pintos agradeció el sacrificio de los médicos y sostuvo que este es un detalle que hay que “agradecer y resaltar”. “Los recursos humanos están muy agotados, estamos haciendo una reingeniería de residentes. No podemos seguir creciendo sin los recursos humanos”, declaró.
Casos graves de COVID se disparan en parte por consultas tardías, estiman desde gremio médico
Como buena noticia, contó que hubo un leve descenso de internados en camas comunes, en donde hay un 90% de ocupación a nivel país. Es por ello que pidió “conciencia y responsabilidad” para que la ciudadanía acate las disposiciones que entrarán a regir desde mañana, sábado, para “ayudar al sistema”.

Reducir la interacción
Adriana Amarilla, directora de Promoción de la Salud, dijo que esencialmente las nuevas medidas de restricción buscan disminuir la interacción humana y reconoció que esto implica hacer un sacrificio importante.
En ese sentido, habló de que inocentemente muchas familias reciben visitas en sus casas y que el virus se propaga de esa forma sin que la persona tenga la intención de hacerlo, sin saberlo, y por no respetar la disposición sanitaria.
Amarilla instó a mantener la distancia social de al menos dos metros entre personas y mantener el tapabocas puesto en los espacios públicos. También pidió a la ciudadanía conciencia y honestidad en la definición de “urgencia”. La médica reconoció también la “deuda” en cuanto al control de los buses y la aglomeración que se produce en ellos.
Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud, habló de una fase de “desescalada” y de que las restricciones se aplican para medir el impacto en unas dos semanas. “Instamos a que se queden en su burbuja, que no salgan de allí. Creemos que eso va a ayudar muchísimo a desacelerar. Este es el fin de las medidas que se proponen”, indicó.
Sobre por qué siguen abiertas las fronteras, Sequera habló de un plan nacional que debe cumplirse en nuestro país y de que quienes llegan desde el exterior solo pueden ingresar con un análisis negativo de COVID. Además, “sin importar de dónde venga”, deberá cumplir las medidas.
El médico reconoció que hay “brechas” en el protocolo pero que aun así se espera que la mitigación de la propagación se cumpla. Citó el caso de la Terminal de Ómnibus de Asunción, en donde el flujo de pasajeros fue constante en los últimos días, y opinó que de igual forma la circulación es mucho menor “hasta diez a 20 veces” en comparación con años anteriores.
Sobre las medidas que regirán después de Semana Santa, adelantó que tendrán novedades la semana que viene. “No queremos usar medidas nacionales, sino mapas de riesgo. No depende solo del MSP, también necesitamos apoyo de Hacienda, del MT, de Transporte. La medida tiene que ser multisectorial”, dijo.
Finalmente, instó a todos a cumplir las normas sanitarias: “Si hacemos bien esta cuarentena, como lo hicimos siempre, vamos a desacelerar el ritmo de la epidemia, que es lo que queremos, y vamos a demostrar al mundo otra vez que, a pesar de los muertos que tengamos, vamos a tener tres o cuatro veces menos que cualquier país que nos rodea en Sudamérica”, finalizó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More